Azulejo Digital

Quito, Ecuador

Tipo: Objeto
Tamaño: NA
Estado: Completado, 2016

Azulejo diseñado por odd + basado en la contemporización del azulejo español, utilizando tecnología digital pura para crear el patrón paramétrico. Fabricado por Graiman. Se basa en el leit motiv propuesto para la edición Casacor 2015: España. Para ello, el equipo de diseño de odD+, se propuso evitar la tentación de recurrir a lugares comunes típicos, para buscar una aproximación temática más profunda y estudiada, reflexionando sobre nociones inherentes
a la arquitectura, arte y cultura presentes a lo largo de la historia española. Esto nos condujo a un nexo conceptual: EL AZULEJO.

El azulejo constituye una pieza fundamental para entender el arte y la arquitectura española.
Presente en España desde el siglo VII, en la época de ocupación musulmana, este elemento es indispensable para entender la arquitectura de herencia árabe, existente en la península ibérica, y todo el arte mudéjar que deriva de ella, y que tiene como expresiones ultimas objetos tan cotidianos (pero a la vez refinados) como la loza española y portuguesa.

Este elemento tan trascendente nos permite obtener un modelo abstracto, con el cual poder trabajar. A través de un proceso de deconstrucción, y mediante transformaciones geométricas, conseguimos llegar a un hito evolutivo: pasar de las 2 dimensiones tradicionales a las 3 dimensiones. Este proceso comprende implicaciones dimensionales, de tal manera que es capaz de generar un espacio por sí mismo, sin necesidad de recurrir a parámetros arquitectónicos como estructura, o cerramiento; hasta ahora inherentes pero diferenciados, cuando se recurría al empleo del azulejo.

Dicho concepto arquitectónico, se formaliza morfológicamente en una geometría orgánica que se complementa con un sólido platónico (caja de acceso), lo cual genera una serie de contrastes y diálogos entre sí mismo y también con el entorno próximo. Así mismo, se genera también un contraste cromático entre la textura “agreste” de la caja y el tono blanco brillante del área inflable, presente en el azulejo tradicional. También se crea un contraste gravitatorio entre la pesadez de la caja y la liviandad de las esferas blancas. Todos estos mecanismos generan una relación con el entorno próximo: el conjunto inflable dialoga con el árbol presente en el patio, de tal manera que este hito vegetal cede parte de su protagonismo al conjunto instalado a su lado, facilitando la integración.Atendiendo a la materialidad, el pabellón está fabricado en su gran mayoría con materiales reciclados, lo cual constituye un valor arquitectónico en sí mismo, a la vez que es también un acto de responsabilidad social y ambiental. En un mundo en el que la vida de objetos es efímera y la obsolescencia llega cada vez en menor tiempo, se hace necesaria una reflexión sobre la reutilización material que posibilite una segunda vida de los “deshechos” que la sociedad genera, y que utilizados con sentido común, sutileza y rigor, son capaces de generar espacialidad y arquitectura.